________Cuaderno Ð Madrona____

   

  PortadaFotografías * Edificios * Notas Historia * Creadores * Localización* Más Đ Madrona* Parajes

 


________Paredones____
________Bernuy Ð Río Milanos____

 

 

 

Mapa del IGME


El camino se identifica como Cordel de las Paredones, pero tiene un nombre más antiguo y consolidado: Camino Real de Ávila.

 

* * *

 

1.- Notas de historia

 

Paredones .- Es un caserío fundado para sustituir a la aldea que en su día fue Bernuy de Palacios o Bernuy de Río Milanos, (se le nombraba de estas dos formas indistintamente desde antes del S.XV) de la cual quedan vestigios evidentes y, hasta hace poco, unos grandes paredones, de los que toma su nombre este caserío.

Perteneció, desde 1445, con su término, al Conde de Puñonrostro junto con Cristóbales, Bernuy de Ríomilanos, Madrona, Torredondo, Perogordo y todos los términos hasta Guijasalbas Su término tiene una extensión aproximada de unas 2.000 obradas.

Sobre el devenir del término de Bernuy, tengo escrito un extenso artículo guardado en la hornacina de El Soportal, Ð Madrona y se puede consultar en este enlace: Eleuterio Ayuso y Bernuy .

Propiedad.- Una parte, sin datos específicos en el documento Carta de Trueque, fue originaria de Alonso Pérez de Vivero, que en 1451 se la vendió, por trueque, a Digarias el Viejo, Diego Árias Dávila, el hombre más poderoso en el reinado de Enrique IV de Castilla. En el mismo trueque figuraban varias posesiones, que se detallan a continuación:

Carta de trueque de Diego Arias con Alonso Pérez de Vivero; éste le entrega, además de trescientas doblas de oro castellanas de la banda, sus propiedades en Escobar de Riomilanos, Tardajos, Valsequilla, Bernuy, Riomilanos, El Campo, Madrona, Riofrío, La Losa, Ciempozuelos, Ortigosa, Berrocalejo, Otero de Herreros, El Corral, Cristóbales y Fuentemilanos; por su parte Diego Arias le entrega sus haciendas en Seseña, Borox y Puñonrostro, descontando de esta parte los dos Quiñones y la dehesa del Valle de las Salinas de Espartinas, que quedan para Diego Arias. Madrid, 3 de mayo de 1451 (fecha escrituras).

Extraído del libro: La Dehesa Boyal Ð Madrona , no publicado.

 

En la tercera generación de los Árias Dávila se crea el condado de Puñonrostro, y será el nieto de Digarias, Juan Árias Dávila el primero que ostente este título de Conde de Puñonrostro. A su vez, éste será el beneficiario de toda la hacienda de la poderosa familia.

Con toda probabilidad, fue con este primer conde de Puñonrostro cuando se despobló Bernuy, Cristóbales y casi el mismo Madrona, que llegó a tener tan sólo 12 vecinos, casi todos renteros del conde. También se da cuenta de ello en el mencionado libro.

 

No sabemos a ciencia cierta si Ricardo Arias Dávila y Matheu Bernaldo de Quirós, que accedió al título de Conde de Puñonrostro en 1898, vendió a Dª Valentina Romero Gilsanz y D. Mariano Sáez Romero las tierras pertenecientes al término de Bernuy, pero sí las del término de Madrona.

Hoy

En cualquier caso, quién accede a esta propiedad, es Agustín Hernández Vinuesa, farmacéutico procedente de Pedraza.

Dicen que compró Paredones (o sea, Bernuy) por 360.000 pesetas (2.164 euros). Este dato no es muy creíble, por cuanto hacia 1910 se manejaban cifras que iban de las 650.000 pesetas hasta el millón de pesetas.

Ninguno de los consultados conoce con certeza ese dato.

También tenía Agustín Hernández Vinuesa otras propiedades en Extremadura. Tuvo cuatro hijos, Carmen, (casada con Pedro Moreno), Celia, (sin descendencia), Rosa y Luis.

Los dos primeros heredaron la hacienda de Paredones y Rosa y Luis, las fincas de Extremadura.

A su vez, Celia no tuvo descendencia, por lo que su parte, una mitad de la hacienda la heredaron los otros tres.

Carmen lo añadió a lo suyo (3/6 + 1/6= 4/6); Rosa (1/6) lo arrendó; y Luis (1/6) se lo vendió a Braulio, del pueblo segoviano de Encinillas (¿?).

En definitiva, la heredad, no sujeta ya a mayorazgo, se ha dividido en múltiples partes.

Fernando Ayuso Cañas - 2003

 

 

En el censo electoral de Madrona de 1907, figura como habitante y empleado de Paredones Juan de la Puente Casado.

 

* * *

 

 

Esta es la vista que te encuentras al llegar por el Camino Abades. (07/05/17).

 

 

El viejo carro por fin ha caído. Después de muchos años a la intemperie, sin ninguna atención, en completo olvido.
Parece que el nuevo, que está a continuación, se sintiera orgulloso de su relevo.

 

 

Así estaba el carro según vemos en esta imagen de hace unos 20 años. No lo puedo calcular, pero fue con carrete y revelado.

 

 

Quien a hierro mata, a hierro muere. A todos les llega su momento.

Incluso a los titanes de acero.

Analizando este fenómeno, resulta que han prestado menos servicios los fuertes que lo débiles y por un tiempo mucho más corto.

Así que a este artilugio también le queda poco, aunque no lo sepa.

 

 

Había tanta paz, que los terneros estaban aburridísimos. Me seguían con la mirada a todas partes. Era la novedad del momento.

 

También en Paredones merece la pena detenerse y deleitarse con las vistas.

La Catedral alarga permanentemente su vista sobre esta zona.

 

* * *


fleizazul.gif (954 bytes) árboles para la vida
edificaciones... sigue -->